INTERNET Y JUEGOS EN RED CAUSAN ADICCIÓN A MUCHOS JÓVENES - UPIU.com
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
    



	
Sobre el autor

Daniel Soliz Cronenbold
Universidad Católica Boliviana San Pablo
Ver su perfil

Flag Post
6 dic. 2009 at 3:56pm

INTERNET Y JUEGOS EN RED CAUSAN ADICCIÓN A MUCHOS JÓVENES

Lo que empezó como un hobby terminó como un problema. Para aprender a dedicar su tiempo a otras cosas que no fuesen la Red, Francisco P. fue tratado hace siete meses por un problema de "adicción a Internet".

Las nuevas tecnologías de la información transforman los comportamientos sociales con una rapidez desconocida anteriormente en la historia de la humanidad. Esto provoca nuevos hábitos y disfunciones en los individuos. Las adicciones a Internet y los videojuegos se han convertido en un problema creciente en la última década, con la incursión cada vez mayor de la tecnología en la vida diaria.

La e-adicción

El llamado Síndrome de la Adicción a Internet está suscitando polémica. Hoy en día se debate bastante sobre el hecho de usar los servicios de la red internet de forma compulsiva sea considerado una adicción.

Francisco P., un estudiante de ingeniería civil de 21 años, pasaba al menos unas 10 horas al día en Internet. "Chateaba, me pasaba siglos en juegos en Red, descargándo música, y navegando", cuenta. Francisco incluso llegó a dejar de dormir por estar más tiempo conectado. "Me encantaban los videojuegos y contactar con otros internautas como yo, si no podía conectarme llegaba incluso a deprimirme", comenta.

Una encuesta elaborada por América Online reveló que uno de cada diez jóvenes estudiados tiene algún grado de adicción a Internet. Este estudio fue realizado sobre 4000 usuarios estadounidenses mayores de 18 años Un 41% mostró que lo primero que hace al despertar es revisar su correo electrónico, mientras que uno de cada cuatro usuarios comentaron que no podrían pasar más de tres días sin revisar su bandeja de entrada.

También están quienes se despiertan en la madrugada y van a ver si han recibido algo. Otros manifiestan que no se van de viaje sin antes asegurarse que el lugar a donde van, tendrá acceso a Internet. La imposibilidad de desprenderse del medio de contacto, puede considerarse una adicción.

Las conclusiones del trabajo revelaron que los adolescentes que padecen déficit de atención con hiperactividad, fobias sociales o depresión, o que manifiestan conductas hostiles, son los que tienen más probabilidades de generar algún grado de adicción a internet.

Otro estudio que recopiló datos sobre Internet y las redes sociales, provisto por la agencia de medios Mindshare en Argentina, mostró que el 45% de los adolescentes navega en Internet los siete días de la semana. Casi un 15% permanece conectado más de tres horas por día; un 10% navega entre 2 y 3 horas, mientras que casi el 35% (es decir, casi la mayoría) lo hace entre 1 y 2 horas diarias.


Atrapados en la Red

“Mis papás siempre pensaban que yo iba a la universidad a pasar clases, pero en realidad iba al café Internet y jugaba todo el día. Incluso una vez pagué a una persona para que pase clases y dé exámenes por mí durante el semestre”, contó Francisco P.

Los internautas adictos reparten su tiempo en distintas actividades, como ser: visita a páginas pornográficas, redes sociales virtuales, compras por Internet, navegación y juegos en red y chat; Siendo estos últimos los preferidos por los adolescentes.

Erika Pelliser, una psicóloga, dice que hay servicios de Internet más susceptibles de generar adicción que otros: “Por ejemplo, navegar a través de Internet en principio no tiene por qué generar grandes problemas de adicción, sin embargo los chats y los juegos en red sí pueden llegar a crear una adicción, ya que implican una relación impersonal y anónima, que tiene más probabilidad de `agarrar` a la gente, en la medida que uno puede falsear su identidad y actuar con otra personalidad.”

A pesar de que Internet se ha convertido en una de las fuentes de información más importantes para los adolescentes, “la adicción a la Red puede tener un impacto negativo en el rendimiento académico, las relaciones familiares y el estado emocional de los adolescentes”, agrega la psicóloga.

La psicóloga añade que los síntomas principales de la adicción, son el estar conectados durante más de 6 horas al día en vez de trabajar o estudiar y la tensión y el enfado generados en el usuario cuando no puede conectarse a la red.

“Los verdaderos problemas con Internet aparecen en el momento en el que el usuario sacrifica actividades rutinarias para permanecer conectado o bien robar horas al sueño, e incluso comienza a evitar las comidas”, explica Pelliser.


Incrédulos.

La adicción a Internet no está reconocida como tal por la Asociación Americana de Psiquiatría, y el tratamiento no está cubierto por los seguros. Pero hay muchos centros en China, Corea del Sur y Taiwán -donde el tema se toma muy en serio- y muchos psiquiatras expertos afirman que la adicción a Internet es real y dañina.

Los efectos de esta adicción son tan reales que van desde la pérdida del trabajo o la ruptura del matrimonio, empeoramiento del rendimiento académico, y hasta accidentes de tráfico para aquellos que no pueden para de enviar mensajes mientras conducen. Algunas personas han muerto después de estar varios días jugando sin descanso, generalmente por la coagulación de la sangre asociada al sedentarismo.

Un manual de diagnóstico elaborado por varios psicólogos chinos del Hospital General Militar de Pekín establece que la adicción a Internet pasará de ser un mal hábito a figurar entre "desórdenes clínicos" como el alcoholismo o la ludopatía.

“Exista o no exista la adicción, lo cierto es que hoy vemos que las personas tienen serias dificultades para vivir sin estar sujetas a alguna actividad ligada a la tecnología. No necesita ser una sustancia, puede ser también una actividad para crear una adicción: videojuegos, Internet, y otras más. Se aburren si no tienen algún dispositivo electrónico como compañía.”, señala la psicóloga Pelliser.

Francisco P. describe que cuando “tocó fondo” fue cuando no asistió a ninguna clase en el semestre y reprobó todas las materias: “En el momento en que mis padres se dieron cuenta de mi problema, me sacaron de la universidad y me hicieron someter a varias terapias y sesiones con psicólogos para que superara mi fuerte adicción que tenía a Internet y los juegos en red.”

Los padres no siempre identifican el problema. "Los jóvenes sienten la necesidad de estar todo el día conectados y se encierran en casa, o si no van a algún café Internet. Los padres piensan que su hijo están en la universidad, pero en realidad están haciendo otras cosas por ahí fuera y después vienen los problemas, y de esa manera llega el fracaso académico", manifiesta un docente de la Universidad Católica donde estudiaba Francisco.

Después de casi tres años de tiempo perdido en la Universidad, Francisco está listo para retomar su carrera. “Fue difícil, y siento mucho por mis padres que pagaban tanto dinero para que yo estudie en esta universidad y yo no lo supe aprovechar por mi adicción”, comentó. Ahora él tan sólo es un caso de adicción superado de muchos más que todavía hay en la Universidad y en otras partes.


Etiquetas: tecnologia, internet, juegos, juegos en red, red
Enviar por email

Responder con tu propio contenido

MÁS VISITADOS
Stories
Photos
Video