El uso del celular en clase - UPIU.com
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
    



	
Sobre el autor

Escuela de Comunicación, Universidad del Azuay
Ver su perfil

Flag Post
20 abr. 2010 at 11:16am

El uso del celular en clase

El uso del celular en clases se considera una falta de respeto para todos. Foto: Galo Molina
El uso del celular en clases se considera una falta de respeto para todos. Foto: Galo Molina
Publicado por: Galo Molina Q.
Sexto ciclo de Comunicación Social, Marketing y Publicidad
Universidad del Azuay

La tecnología ha tenido un avance y un crecimiento imparable en todo el mundo. En el Ecuador a finales de 1998 veíamos llegar los primeros celulares como el Nokia 2160, que tenía un costo de entre 900.000 y 1’000.000 de Sucres (actualmente 1’000.000 de sucres equivale a la irrisoria cantidad de 40 dólares).
Era un producto de lujo, sólo para aquellas personas con ingresos muy altos. A pesar de su gran tamaño y limitadas funciones, como casi siempre ocurre con el ser humano por su naturaleza costumbrista, hizo del celular un instrumento indispensable en el desarrollo de su vida cotidiana.
Antes de la llegada del celular a la realidad de los ecuatorianos, el sistema de telecomunicaciones se basaba en teléfonos públicos, alquiler en tiendas y teléfonos fijos, no existía la necesidad de ser acompañados a todo lugar por el teléfono móvil.
La necesidad o deseo de saber sobre algún familiar o amistad hacía que las visitas, cartas o llamadas sean frecuentes, esto permitía una interrelación más cercana y más real. Actualmente, gracias a los celulares, podemos llamar, “mensajear”, conectarse por internet a través de chats, utilizar redes sociales, etc., al punto del hostigamiento y de perder la ilusión de ver o hablar con esa persona, sin mencionar que puede convertirse en un arma útil para la delincuencia.
Pero no se le puede catalogar al celular como un instrumento negativo, con su correcto uso es uno de los avances tecnológicos más importantes y útiles del siglo XX. Permite estar al tanto de la circunstancias de manera inmediata, de situaciones de urgencia y emergencias, y lógicamente, tener una vida social más activa.
Usamos el celular en todo sitio y momento, existen contados lugares donde su uso está restringido, como es el caso de los Bancos. Lo usamos en la calle, en el carro, en las horas de comida, en el baño, en todo evento social, en el cine, y llegando a la falta de respeto, incluso en clases. Ciertos alumnos cubren sus actos tras su compañero o dentro de sus cartucheras, mientras que otros lo utilizan en la banca encima de un cuaderno ante la mirada del profesor, quienes en su mayoría están acostumbrados a esta situación y en varias ocasiones también lo usan en las aulas.
El mal uso del celular está interfiriendo directamente con el aprendizaje de los estudiantes, ya sean de colegio, universidad o escuela. Estos actos se ven reflejados en el rendimiento académico, al no prestar atención a la explicación en clases, se pierden algo que jamás volverá a entenderse sin la explicación de un profesional.
Este fenómeno ocurre ante los ojos de todos y nadie hace nada al respecto. Las consecuencias del mismo se verán a largo plazo con profesionales mediocres. No esperemos a que esto sea una constante. Como estudiantes opino que debemos aprender a controlarnos, los padres de familia deben educar sobre su debido uso y regalar dicho artefacto, cuando sepan que sus hijos están realmente preparados para usarlo; y los profesores y autoridades deben controlar más, aplicar sanciones más severas y ejemplares.


Enviar por email

Responder con tu propio contenido
Calificación: 3.0 (1 voto)

MÁS VISITADOS
Stories
Photos
Video