Clonación de tarjetas bancarias:  Un delito sin solución y en aumento  - UPIU.com
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
    



	
Sobre el autor

Carmen Michele Escobar Aranibar
Ver su perfil

Flag Post
10 jun. 2011 at 9:08am

Clonación de tarjetas bancarias: Un delito sin solución y en aumento

“No puedo creer cómo hicieron esto. Es que no tengo palabras”, murmulló Javier Soto acongojado, mientras veía vacía su cuenta bancaria, imponente y sin comprender lo sucedido. Él es víctima de los clonadores de tarjetas bancarias, que ahora busca solución y respuesta a su problema

Desde hace un mes Javier es parte de la lista de víctimas de los clonadores de tarjetas. Otro caso que hace evidente la inseguridad bancaria que sufren los usuarios de los cajeros automáticos.

La clonación

La clonación de tarjetas bancarias se ha convertido en una noticia de todos los días. Es un peligro al que están sujetos muchos clientes de la banca. Es un delito que se convirtió en un problema mundial.

Las redes delincuenciales crecen cada vez más, y no hay mucho que la policía pueda hacer contra estas redes, ya que están bien organizadas y dispersas. A consecuencia de éste delito, se conocieron fraudes millonarios, fraudes que van desde los 100 dólares, hasta el millón y medio en otras partes del mundo.

En el departamento de Santa Cruz (Bolivia), se han ejecutado varias denuncias de clonación de tarjetas. Debido a la cantidad de denuncias, la directora Ejecutiva de La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Tatiana Valdivia, comunicó que estas redes de clonadores pueden organizarse en Santa Cruz, y no en otro departamento.

Existen denuncias de tarjetas clonadas en distintos bancos del país, el banco BISA, Banco de Crédito, Banco Unión e incluso en el Banco Nacional de Bolivia, por nombrar algunos.

Casos similares

Éste es un fenómeno que no solo existe en Bolivia. En el mundo se registraron más de un millón de denuncias de clonación de tarjetas de crédito y débito. Recientemente en la ciudad de Santa Cruz, se desmanteló una banda de clonadores, y en Cochabamba existen varias denuncias.

El Gerente de Créditos del banco BISA, Tomás Porro, comentó que son más de diez las denuncias recibidas. Los clientes notan que de un día al otro están con menos monto de la que dejaron, o bien descubren que no tienen saldo en sus cuentas.

Javier Soto ha sido victima de los clonadores, sufrió una estafa de 2000 bolivianos. Estos casos en Cochabamba son cada vez más frecuentes. Algunos casos no son denunciados ante la policía, la mayoría quedan como denuncias internas en las entidades bancarias.

Seguridad bancaria

Toda entidad bancaria cuenta con seguridad de distintos tipos y formas. “Es nuestro deber mantener seguro y dar seguridad a nuestros clientes”, señaló Porro.
“La banca por Internet, el retiro de dinero sin tarjeta por los cajeros, es un mecanismo de seguridad que instaló el banco BISA”, mencionó Porro. Existe también la restricción de retiro de dinero por cliente. Que consiste en poder retirar por transacción diaria, un monto de 2000 bolivianos.

ASFI lanzó un comunicado a todas las entidades financieras, señalando que todas ellas tienen la obligación de tomar todas las medidas necesarias para precautelar y garantizar a sus clientes el uso seguro de sus tarjetas.

Así mismo La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (ASOBAN), debido a esta ola de clonación de tarjetas, pidió a todos los clientes verificar constantemente sus cuentas bancarias, y estar cambiando constantemente su PIN. (Clave secreta)

Modos operandi

Los expertos hablan de la utilización de teclados falsos sobre el teclado original de los cajeros, y con ayuda de una ranura falsa que copia la banda magnética. Para obtener sólo el PIN de la tarjeta, introducen una microcámara que graba todos los movimientos de la persona y su PIN. Algunos cuentas con material original para la fabricación de las tarjetas, y una máquina que copia el alto relieve de las mismas, explicó Jorge Cabrera, ingeniero en Sistemas. Añadiendo a lo anterior, el ingeniero explicó que obviamente ellos cuentan con un programa avanzado de software que no es fácil obtenerlo, y que muchos aún no conocen. Mientras que otros sólo despistan a la victima y cambian la tarjeta.

Esta forma es más conocida como “cambiazo”, que consiste en cambiar la tarjeta original por otra, para que ésta sea tragada por el cajero, mientras que otro ve el PIN, explicó Porro. El “cambiazo”, es el modo que utilizaron los clonadores para estafar a Javier Soto y dejarlo con su cuenta en cero.

Javier volvió durante una semana al lugar donde lo engañaron, con la ilusión de encontrar a los delincuentes. “Fui durante toda una semana y nada no los encontré, ahora nada más me queda esperar lo que el banco y la policía logren hacer” dijo resignado. Sin hallar respuesta Javier se resignó y dejó que el banco encuentre una solución a su angustia.


Enviar por email

Responder con tu propio contenido
Calificación: 3.0 (1 voto)

MÁS VISITADOS
Stories
Photos
Video