Adicción televisiva - UPIU.com
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
    



	
Sobre el autor

Ariel Antonio Daza Villarroel
Ver su perfil

Flag Post
12 oct. 2011 at 3:29pm

Adicción televisiva

Su adicción era tan fuerte como la de un alcohólico. Juan Manuel Chávez estudiante del colegio San Martin de Porres de Quillacollo pasa más tiempo viendo programas televisivos que estudiando para mejorar sus calificaciones.
Malos hábitos de lectura, pereza, calificaciones inferiores, menos vida familiar, exposición a malas influencias son algunas de las causas que trae la dependencia a la televisión.
El comienzo de la adicción
“Tenía como 9 años cuando empecé a enviciarme con la televisión; llegaba a mi casa y veía los dibujos animados, lucha libre y comía rara vez, lo cual molestaba a mi mamá”, aseguró Juan Manuel. En muchos casos se da un mal uso a la televisión, en vez de ver canales educativos, los menores de edad prefieren ver programas donde se transmiten escenas violentas y nada positivas para su persona. Un joven de 16 años aseguró que cuando uno pasa mucho tiempo viendo televisión empieza a pasar menos tiempo con su familia.
Las malas calificaciones
La psicóloga Marianela Cabrera informó que los estudiantes que le dan demasiado tiempo a la televisión tienen menos logros escolares, principalmente porque a causa de este, se pierde el hábito de lectura. Después de pasar clases, los estudiantes optan por prender el televisor y verla horas y horas. En casos excepcionales se ponen a leer un libro educativo o de desarrollo personal. “Mis calificaciones van de mal en peor; los profesores ya me dijeron que estudie más; o si no, pierdo el año”, dijo Juan Manuel.
Las consecuencias del vicio
En muchas ocasiones los programas televisivos transmiten escenas pornográficas, de vandalismo y accidentados. Una encuesta indicó que un joven habrá visto cerca de 15.000 asesinatos en la televisión para cuando cumpla 14 años. Lo peor de todo es que, los menores de edad que están expuestos a estas escenas tienen más probabilidad de cometer actos graves. También los programas en donde se muestra violencia pueden incitar a los jóvenes a usar malas palabras.
Lo favorable de la televisión
Todo lo malo, también tiene cosas buenas. Este también es el caso de la televisión, que a parte de transmitir programaciones violentas; transmite programas educativos como documentales, reportajes, etc., que son favorables si el joven o estudiante los toma en cuenta. Pero lo lamentable de esta realidad; es que los jóvenes prefieren ver otros programas sin estas características. Pero aun así, el exceso de algo bueno, también llega a ser perjudicial si no hay un autodominio de la persona en cuanto a las horas que pasa en el televisor.
Reducir la tentación
Cuando el televisor está al alcance de las personas, existe mayor probabilidad de que sea prendido. Para que esto no suceda, una ama de casa sugiere de que el televisor sea escondido o que se ubique en otro lugar, ya puede ser, dentro el sótano o arriba del ropero. “Mis hijos estudian mejor desde que los alejé del televisor”, dijo la ama de casa.
La consecuencia final
Después de recibir, y a la vez ignorar las recomendaciones; Juan prefirió pasar un año más en el mismo curso, pues su adicción era demasiado fuerte. “Estoy decidido a dejar de ver televisión, ahora estoy recibiendo ayuda de personas adictas que me dijeron que lo que hago no es normal”, comentó Juan Manuel.



Etiquetas: Adictas, control.
Enviar por email

Responder con tu propio contenido

MÁS VISITADOS
Stories
Photos
Video