Descuidos frecuentes de los padres a sus hijos, provocan cicatrices marcadas para siempre - UPIU.com
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
	
    



	
Sobre el autor

Claudia Alejandra Bautista Alba
Ver su perfil

Flag Post
13 oct. 2011 at 10:10am

Descuidos frecuentes de los padres a sus hijos, provocan cicatrices marcadas para siempre

Roberto Figueredo, de 13 años, fue quemado por una sopa recién salida de la cocina. En el hospital la “Caja Petrolera”, el 22 de agosto; le atendieron de emergencia porque se encontraba con una quemadura de segundo grado en la parte del tórax y abdomen constituyéndose en un 15 % de su cuerpo.
Quemaduras similares y aún peores se siguen dando lo cual es muy preocupante, ya que, en este caso por la inegligencia de la madre se ocasiono un niño con quemaduras de segundo grave en parte de su cuerpo.
Quemaduras ocasionadas por los descuidos
Ese día María Figueredo estaba cocinando el almuerzo para los pacientes y de pronto vino su hijo Roberto de 13 años de edad, antes de dirigirse a la escuela para comer su almuerzo y como su madre se encontraba ocupada le dijo que llevará su almuerzo a la mesa y comience almorzar para que así no se le haga tarde, entonces el niño al llevar su plato se tropezó con la silla y se hecho con la sopa en el tórax y abdomen por lo que gritó y empezó a llorar desconsoladamente.
Quemaduras de este tipo y mucho más graves se producen como 8 a 10 casos por día y todo esto se da la mayoría de las veces por descuido de los padres, ya que, no tienen mucho cuidado con sus hijos.
Ese momento la madre lo llevó al consultorio de emergencia, ya que, el niño solo se quejaba con lloriqueos y gritos.
Proceso de curación
Fue cuando inmediatamente el Dr. Ximeno Alfredo lo atendió con sus enfermeros: Patricia Rivas y Vixmar Villagomez los cuales recibieron la orden de traer la balanza para pesarlo y de acuerdo a eso medicarlo, ya que, se encontraba en un estado delicado. Y Patricia le dijo a su compañero: “Otro niño más sufriendo; en el momento de la curación le dolerá mucho; vez por eso yo te decía que los padres deben tener cuidado con sus niños”
Después el doctor ordenó que prepararan el equipo médico especializado de curación de quemaduras, con el cual se le lavó el área quemada con agua destilada para luego desinfectarlas con gasa. Posteriormente le pusieron cremas anestésicas como: quema curan constituyéndose en un cicatrizante y rufusina el cual es un sprait para que no se infecte la superficie quemada por lo que luego envolvieron su cuerpo quemado con gasa.
En ese momento el doctor salió del consultorio dirigiéndose hacia la madre del niño y le dijo: “Su hijo se quedará internado por lo menos una semana y veremos cómo se va recuperando. Ahora le estamos aplicando medicamentos para ir tratando sus quemaduras”.
Inegligencia de los padres
Viendo casos que llegaron a estremecer a las personas que trabajan en ese hospital el doctor le dijo que "Deben tener más cuidado con su niño, esto podría haber sido peor y gracias a Dios se encuentra fuera de peligro por el momento".
Y María Figueredo, madre del niño le respondio diciendo: “Sí es cierto, lo que pasó es que me encontraba ocupada y no podía atenderlo por lo que le pedí que coma mientras yo acababa de hacer mis cosas pero ahí fue donde ocurrió el accidente”.
Casos como este se dan en este y muchos hospitales más, pero un caso que vino después de este fue el de una niña de 9 años que se quemo con el fuego de la cocina y cuando la trajeron al hospital estaba con quemadura de tercer grado, es decir todo su cuerpo se encontraba quemado, por lo que tuvieron que tener cuidados especiales y se quedo más de un mes internada en el hospital, realmente algo grave y todo ocasionado por la inegligencia de los padres con sus niños. Ese caso fue algo que les dejó pasmados a los doctores que atendieron a la pequeña porque no podían comprender como no velaron por su vida porque hasta podía morir y además esas marcas en todo su cuerpo, incluyendo su cara se quedará marcado para toda la vida.
Las quemaduras se fueron haciendo como ampollas y al tercer día se le cambio las gasas por otras gasas vaselinadas con el objetivo de que estas absorben el líquido y después se le realizó un vendaje, por lo que así fue recuperándose y salió en una semana del hospital.

Enviar por email

Responder con tu propio contenido

MÁS VISITADOS
Stories
Photos
Video